martes, 8 de diciembre de 2009

GESTIÓN DE LAS TIC EN INSTITUCIONES EDUCATIVAS

LA GESTIÓN DE LAS TIC
La incorporación de las TIC en las instituciones educativas ha traído consigo situaciones particulares en cada caso y con elementos coincidentes en muchos de ellos. Es indudable que ha implicado e implica desafíos dentro de la gestión escolar. La incorporación de los equipos informáticos a las escuelas no garantiza que exista un verdadero cambio en los modos de enseñar y aprender.
Es importante que ante la decisión de innovar se tenga en claro cuestiones como qué innovar, cómo y por qué. Por supuesto, que todo cambio provoca cuestionamientos y tensiones entre los agentes involucrados, por eso la disposición y el rol de cada uno es realmente fundamental. Coincido en la importancia de ampliar la mirada, de escuchar al otro, de generar confianza entre colegas, de la autoridad escolar, de los padres y alumnos.

No sólo se habla de mejorar la calidad de los aprendizajes, sino también de que las TIC permiten modernizar la gestión de la información en las tareas administrativas de la institución escolar.

El rol del director es fundamental en el diseño e implementación de cualquier proceso innovador. Su liderazgo y respaldo al equipo docente hacen que sea viable el proceso de animación y movilización de los diferentes actores. Por supuesto, que además deberá promover el aprendizaje permanente, la formación del equipo docente, la experimentación, la exploración de soluciones.

Sin duda son muchos y variados los problemas por los cuales la institución educativa tiene que pasar para llevar a cabo una innovación basada en nuevas tecnologías, desde la toma de decisión, cómo se obtendrá el equipamiento, dónde se ubicarán las computadoras, cómo se realizará el mantenimiento, los problemas de la conectividad, lograr que docentes que no tienen interés adopten nuevos modelos de enseñanza aprendizaje basados en las nuevas tecnologías, y así sucesivamente, y es el aporte de todos y cada uno de los actores lo que logrará que se constituya en una realidad…
Fuentes:
LUGO, M. T. y KELLY, Valeria- “La gestión de las TIC en las escuelas: el desafío de gestionar innovación”

INFD – Facilitadores TIC

Dede, Chris (comp.) (2000) Aprendiendo con tecnología.



ENSEÑAR Y APRENDER EN REDES (EAR)

Escenarios de enseñanza mediados por tecnologías
Las nuevas herramientas Tecnológicas han ido impactando progresivamente en la edu-cación. Grandes debates y discusiones se han producido en torno a ellas y el cómo in-corporarlas al proceso de enseñanza y aprendizaje.
Diversos autores plantean el uso de los recursos de Internet observando distintos nive-les de integración, diferentes escenarios. A mi modo de ver, los grandes cuestiona-mientos están dados a nivel Universitario y Profesorados, donde se vislumbra la nece-sidad de dar un vuelco en el aspecto pedagógico de la educación superior. Ésta se ha venido apoyando en un modelo de enseñanza basado en clases magistrales de los do-centes, poseedores y transmisores del conocimiento, y en toma de apuntes y lectura de material bibliográfico y memorización por parte de los alumnos.
Pero ¿qué puede aportar Internet a este cambio pedagógico tan necesario? Manuel Area Moreira expone algunos cambios pedagógicos más sustantivos que provocan la utilización de las redes en este sentido:
• Las redes telemáticas permiten extender los estudios universitarios a colectivos sociales que por distintos motivos no pueden acceder a las aulas. Pueden reali-zarse ofertas de cursos virtuales de modo de romper las barreras de tiempo y espacio (EaD)
• La red rompe con el monopolio del profesor como fuente del conocimiento. El alumno puede acceder a una enorme variedad de fuentes de conocimiento.
• Con Internet el proceso de aprendizaje consiste en la permanente búsqueda, análisis y reelaboración de información obtenida en las redes. La formulación de problemas relevantes, la planificación de estrategias de búsqueda de datos, el análisis y valoración de las informaciones encontradas, la reconstrucción per-sonal del conocimiento deben ser actividades de aprendizaje habituales, donde el profesor debe ser quien guía y supervisa el proceso de aprendizaje.
• La utilización de las redes de ordenadores en la educación requieren un aumen-to de la autonomía del alumnado. Se le ofrece al alumnado que sea él quien maneje su ritmo e intensidad de aprendizaje, según sus intereses y necesidades.
• El horario escolar y el aspecto de las clases deben ser más flexibles y adaptables a una variabilidad de situaciones de enseñanza. Si apostamos a la utilización de los recursos telemáticos, el tiempo y el espacio adquirirán características flexibles.
• Las redes transforman los modos, formas y tiempos de interacción entre docen-tes y alumnado. Se incrementa la comunicación entre docente y alumnos, in-dependientemente del tiempo y espacio. Se pueden plantear dudas, enviar tra-bajos, consultar, intercambiar opiniones en cualquier lugar y momento.
• Internet permite y favorece la colaboración entre docentes y estudiantes más allá de los límites físicos y académicos. Se posibilita la formación de comunida-des virtuales de colaboración en determinados temas y planificar experiencias educativas de colaboración.
Lógicamente que el incorporar el uso de Internet con fines educativos no es un proce-so fácil. El docente tiene que tener bien claro sus objetivos, su propuesta pedagógica, el contexto en el que se desenvuelve, ya que el desafío es construir un nuevo modelo de enseñanza, en una nueva era, es educar para una nueva sociedad. La telemática supone la adaptación a los modos y formas de aprendizaje, donde el docente debe planificar rigurosamente la manera de incorporar el uso de Internet en el proceso edu-cativo para que sea de manera integrada curricularmente.
En lo particular sobre este tema y en lo personal como docente de profesorado, anali-zando algunas propuestas, me interesó la de incorporar el sistema de blended learning a mi propuesta pedagógica. En realidad, desde mis horas presenciales obligatorias, ofrecí a mis alumnos la posibilidad de trabajar también en aulas virtuales a través de la plataforma institucional. Así, habilitamos el campus virtual, y fuimos trabajando para-lelamente, se armaron clases virtuales, se colgó material de estudio con el que tenían que llevar a cabo sus actividades, se intercambiaron dudas, opiniones, aclaraciones desde los foros y/o mensajería interna. Llevaron a cabo sus trabajos y los subieron al campus, crearon sus propios blogs. Chateamos canalizando dudas… Realmente combi-namos la enseñanza presencial con la virtual. Hasta se crearon portafolios virtuales como instrumentos de evaluación en los exámenes finales presenciales. Creo que fue una experiencia rica, que sin duda habrá que pulir e ir adecuando a las circunstancias, pero que demuestra, que más allá de ventajas y desventajas que proporciona Inter-net, con una buena propuesta didáctica y recursos disponibles se pueden obtener ex-celentes resultados en el proceso de enseñanza-aprendizaje. El docente entonces, es quien debe diseñar y desarrollar el proceso de enseñanza, utilizando estrategias y téc-nicas para lograr una enseñanza de calidad para que culmine con aprendizajes a ese mismo nivel, ya que el éxito de la acción formativa se apoya “en la figura del docente, el modelo pedagógico que éste asuma, en su formación, disposición, motivación y en la eficiente utilización de los medios tecnológicos adecuados para cada situación didácti-ca concreta.”
Es nuestro desafío…

Fuentes consultadas:
AREA MOREIRA, Manuel (2000) “¿Qué aporta Internet al cambio pedagógico en la educación superior?” Universidad de La Laguna.
GOMEZ GALAN, José “La integración de la telemática en la escuela”
GARCÍA ARETIO, Lorenzo -Octubre 2004 - Blended Learning, “¿enseñanza y apren-dizaje integrados?” - Septiembre 2004 - Blended Learning, “¿es tan innovador?”
AGRA M. J., GEWERC, A., MONTERO, L (2002) “El portafolios como herramienta de análisis en experiencias deformación on line y presenciales.”

TECNOLOGIAS PARA EL TRABAJO COLABORATIVO

MODELOS COLABORATIVOS
Algunos dicen que estamos en la era de las “Redes Sociales”, pero la mayoría no sabe realmente de qué se trata, ya que si se analiza la sociedad misma siempre ha existido en red. Una red social se conforma de redes de personas. Entonces, ¿cuál es la diferencia? ¿Cuál es el elemento que en la actualidad hace ocupar a las Redes Sociales ese lugar tan destacado y cuestionado? Internet es sin lugar a dudas ese elemento, ya que promueve la eclosión de una nueva esfera de relación social que pone en contacto a millones de personas cada día. Las redes sociales, han cambiado a lo largo del tiempo impulsadas por las distintas tecnologías de comunicación, y con ello también sus políticas y formas de actuar. Vemos en ello que uno de los aspectos más significativos de las redes sociales de hoy es en su faz productiva, en el diseñar. Los principios en que se basa, principalmente el de la colaboración de inteligencias hace que resulte algo realmente increíble. Se podría decir entonces que el poder de las redes radica en la posibilidad de contactar inteligencias, diferentes capacidades y potencias, para abrir caminos culturales. Los modelos colaborativos van tomando actualmente un lugar destacado como un mecanismo para mejorar el proceso aprendizaje/enseñanza, pero hay que tener en cuenta que produce un cambio de roles de los estudiantes y docentes dentro de ese modelo.
¿Qué es el aprendizaje colaborativo? Es un proceso que se va llevando a cabo entre los integrantes de un equipo, caracterizado por la responsabilidad mutua en el aprendizaje de todos los componentes. Es aprender intercambiando y compartiendo información y opiniones entre sus integrantes. Cada uno es responsable tanto de su aprendizaje como el del resto del grupo.
Es fácil confundir los términos aprendizaje cooperativo y aprendizaje colaborativo. Pero hay que tener en cuenta que el primero está estructurado por el profesor, él es el responsable y en el segundo, la responsabilidad del aprendizaje reside en los estudiantes principalmente. Pero en ambos el conocimiento es descubierto por los aprendices y transformado a través de la interacción con el medio, para reconstruirlo y ampliarlo. El aprendizaje colaborativo se basa en estrategias pedagógicas apoyadas con la tecnología de comunicación e información. En el aprendizaje cooperativo se da una división de tareas, para integrarlas posteriormente. En cambio, en el colaborativo se comparte todo el proceso. Y corresponde al equipo realizar la autoevaluación en función de los objetivos propuestos.
Pensemos, pues en las virtudes de cada modelo como opción para nuestras propuestas pedagógicas. Los trabajos es redes basan sus principios en lo colaborativo fundamentalmente, son experiencias significativas que propician al estudiante a mantenerse activo y atento a lo que se discute y comenta en el grupo. Y…¿por qué no?
Fuentes: UGARTE, David de – “El poder de las redes”
RHEINGOLD, Howard. Multitudes inteligentes. La próxima revolución social.
Loading...