martes, 8 de diciembre de 2009

TECNOLOGIAS PARA EL TRABAJO COLABORATIVO

MODELOS COLABORATIVOS
Algunos dicen que estamos en la era de las “Redes Sociales”, pero la mayoría no sabe realmente de qué se trata, ya que si se analiza la sociedad misma siempre ha existido en red. Una red social se conforma de redes de personas. Entonces, ¿cuál es la diferencia? ¿Cuál es el elemento que en la actualidad hace ocupar a las Redes Sociales ese lugar tan destacado y cuestionado? Internet es sin lugar a dudas ese elemento, ya que promueve la eclosión de una nueva esfera de relación social que pone en contacto a millones de personas cada día. Las redes sociales, han cambiado a lo largo del tiempo impulsadas por las distintas tecnologías de comunicación, y con ello también sus políticas y formas de actuar. Vemos en ello que uno de los aspectos más significativos de las redes sociales de hoy es en su faz productiva, en el diseñar. Los principios en que se basa, principalmente el de la colaboración de inteligencias hace que resulte algo realmente increíble. Se podría decir entonces que el poder de las redes radica en la posibilidad de contactar inteligencias, diferentes capacidades y potencias, para abrir caminos culturales. Los modelos colaborativos van tomando actualmente un lugar destacado como un mecanismo para mejorar el proceso aprendizaje/enseñanza, pero hay que tener en cuenta que produce un cambio de roles de los estudiantes y docentes dentro de ese modelo.
¿Qué es el aprendizaje colaborativo? Es un proceso que se va llevando a cabo entre los integrantes de un equipo, caracterizado por la responsabilidad mutua en el aprendizaje de todos los componentes. Es aprender intercambiando y compartiendo información y opiniones entre sus integrantes. Cada uno es responsable tanto de su aprendizaje como el del resto del grupo.
Es fácil confundir los términos aprendizaje cooperativo y aprendizaje colaborativo. Pero hay que tener en cuenta que el primero está estructurado por el profesor, él es el responsable y en el segundo, la responsabilidad del aprendizaje reside en los estudiantes principalmente. Pero en ambos el conocimiento es descubierto por los aprendices y transformado a través de la interacción con el medio, para reconstruirlo y ampliarlo. El aprendizaje colaborativo se basa en estrategias pedagógicas apoyadas con la tecnología de comunicación e información. En el aprendizaje cooperativo se da una división de tareas, para integrarlas posteriormente. En cambio, en el colaborativo se comparte todo el proceso. Y corresponde al equipo realizar la autoevaluación en función de los objetivos propuestos.
Pensemos, pues en las virtudes de cada modelo como opción para nuestras propuestas pedagógicas. Los trabajos es redes basan sus principios en lo colaborativo fundamentalmente, son experiencias significativas que propician al estudiante a mantenerse activo y atento a lo que se discute y comenta en el grupo. Y…¿por qué no?
Fuentes: UGARTE, David de – “El poder de las redes”
RHEINGOLD, Howard. Multitudes inteligentes. La próxima revolución social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...